Collar DIY

miércoles, 21 de diciembre de 2011

El sábado pasado, además de ir al cine, fui a Valle Real. Suena muy sugerente ¿verdad? No sé, a mi me viene a la cabeza un paisaje con cascadas de colores en plan arco iris, ponys trotando con sus largas melenas, sirenas salpicándose en el lago mientras sus dorados cabellos les tapan los pechos fantasía lésbica, una ranita con corona, el canto de los pajaritos que sobrevuelan la escena... Pues NO. Nada más lejos de la realidad, aunque también es una situación un tanto salvaje. Lo que se esconde detrás del nombre Valle Real es: ¡un centro comercial!

Un centro comercial como cualquier otro. Matrimonios que están a punto de romperse por esa tarde "en familia", comerciales que te secuestran por los pasillos, agentes de seguridad que... agentes de seguridad, la alarma de berskha sonando y una jovenzuela diciendo "serán las botas que me compre en pull&bear, me pitan siempre", dependientas que te dan el numerito en los probadores, viejóvenes que manchan las camisas de Zara con sus donscientasmil capas de maquillaje, escaleras mecánicas que no sabes si suben o bajan, rincones para aparcar los niños, sillones que te dan masajes por 1€, el olor a hamburguesa y pan tostado de la planta de arriba...

Lógicamente estaba haciendo las compras de Navidad. Y lógicamente también acabé comprándome cosas para mí.  Pensé que me había quitado de los bolsos pero comprobé que sigo enganchada. Menos mal que los que me compro son <15€ que sino sería mi ruina. (Sí, mi padre también me lo dice, soy un poco ratatouille, pero la pela es la pela! ¿por qué pensáis que hago el blog? ¡¡Porque es un hobby muy baratito!! XD)
Así que todavía me quedan cositas por comprar y el viernes tendré que volver a pelearme con la gente y hacer colas interminables... ¡no aprenderé! Siempre me pasa lo mismo, dejo los regalos para última hora y luego ando apurada. Pero no es mi culpa. Me pasa como en el cuento del pastor mentiroso. Como empiezan en Noviembre anunciando que viene la Navidad, que viene la Navidad... pues cuando de verdad llega, ya no me lo creo y me come el lobo. 

Lo bueno es que para el amigo invisible hemos dicho que sería buena idea hacer alguna manualidad y eso me encanta así que ya estoy dándole duro, aunque para no variar, primero me he hecho algo para mí... En fin, dicen que el egocentrismo es una etapa madurativa que se supera ¿no? ¿Me dará tiempo antes de morirme?
Aquí va mi manualidad !! Estaba en mi wishlist de Diciembre así que ya puedo tachar una cosita! ¡Espero que os guste!

es un poco irregular pero puesto ni se nota!
yo también me tapo los pechitos como las sirenas. jajaja

1 comentario:

  1. Me encantaría ser tu amigo invisibleeeeeeee! jaajajaa :D

    ResponderEliminar

¡Gracias!