lunes, 14 de julio de 2014

Desayuno Buffet

Sábado, 12 de Julio. 8am. 

¿Quién me mandará a mí meterme en estos líos? 
Con lo fácil que hubiera sido comprar la play4

Nuestros cumpleaños son muy seguidos y este año habíamos pensado regalarnos un fin de semana romántico. De esos que los enamorados organizan y que nosotros nunca hemos disfrutado. Ya sabéis, spa, buena cena, hotel... Ya lo hemos intentado alguna vez pero no sé porqué, nunca acabamos de hacer. 
Empezamos a pensar y dijimos: 

- ¿Pero qué hacemos nosotros en un spa? 
Después de ir a Caldea (y ahora viene el momento patrocinado por "ya que te has gastado el dinero, cuéntalo y amortizalo") cualquier spa nos parece cutre. Además, no somos mucho de burbújas o saunas...

- Pero qué hacemos nosotros en un hotel? Vivimos juntos. No merece pagar por una cama que tenemos en casa. (Y aquí el momento patrocinado por: "Claro, te gastas el dinero en Caldea y luego no tienes ni para una noche de hotel...")

- ¿Pero dónde podemos cenar mejor que en casa? Esto ya es una excusa más porque, sinceramente, nuestras habilidades culinarias no son nada del otro mundo.

Con este panorama, siempre llegamos a la misma conclusión:

LOS FINDES ROMÁNTICOS NO SON PARA NOSOTROS.

Al final hemos acabado haciendo paddle surf, bañito en la playa, partida de bolos y cenota en fosters hollywood con unos amigos. 1000 veces mejor que una jacuzzi lleno de parejitas magreándose, creeme. (He oído de gente que incluso se ha quedado embarazada en un sitio de esos).

A pesar del super finde que hemos pasado, yo quería regalarle a Ibon una sorpresita, además de los regalos que le había comprado. Y como lo que más le gusta del mundo son los desayunos buffet de los hoteles, le preparé un pedazo de desayuno en casa.

Algo fácil pero preparado con mucho mimo e ilusión. 

¡Cómo me gusta preparar sorpresas! Más que recibirlas...

Me desperté a la hora del encierro y de lo nerviosa que estaba con la historia del desayuno no me enteré de nada de lo que pasaba en Pamplona. Me puse como loca a cortar queso, hacer chocolate, cortar fruta, freir churros... Y lo que más me gustó fue la cara de Ibon cuando lo vio todo!


  El desayuno tenía de todo un poco:

- Salado: jamón, lomo, bacon y queso
- Fruta: kiwi y cerezas
- Yogur para tomar con cereales o mermelada casera
- Dulce: Donuts y CakePops
- Chocolate con churros
- Zumo de manzana
- Leche