La Ribera. Bilbao.

lunes, 2 de marzo de 2015

Venir a vivir a Bilbao fue un trauma para mí, pero poco a poco estoy empezando a cogerle el gusto. 
Estoy aprendiendo a dejar de lado todo lo que no me gusta de la ciudad, como el ritmo estresante o lo impersonal que es, e intento centrarme en lo bueno. Por ejemplo, em... esto... sí, ya sabéis, esas cosas buenas que tiene Bilbao... 
Sí Irene, en la ciudad tienes de todo!
Ah! Sí! Eso! 
Todavía no sé muy bien qué es eso de tener "de todo" pero creo que cuando dicen esto se refiere a que puedes ir al teatro, al cine, conciertos o que abren un local nuevo cada semana.

Pues entonces habrá que aprovecharlo. Eso sí. No soy de las personas que va a la inauguración. Prefiero que lo pruebe la gente y me vaya contanto, y ya si eso yo me acerco algun día más tranquila. Sin prisas ni agobios.

Y eso es lo que he hecho con el restaurante La Ribera. Si queréis mi opinión, lo recomiendo 100%. Me encantó el ambiente, la música, el servicio, la comida, la decoración... TODO. ¡Hasta la coliflor! Si vais os recomiendo que pidáis las verduras de temporada.


El restaurante está en el mercado de La Ribera, donde podéis hacer la compra y llevarla para que os la cocine el chef. ¡Un puntazo!




 Sin duda volveremos a celebrar lo que sea, y no descartamos probar el brunch. 

Antes de comer, había sesión de jazz y el ambiete era súper agradable. 

Además esta semana podréis disfrutar de una exposición organizada por HEBE en la que participan cinco diseñadores de Bilbao. Por supuesto, habrá fiesta de clausura el jueves y podéis encontrar toda la info aquí.

El abrigo que estrené y rápidamente abandoné

domingo, 22 de febrero de 2015

Soy de las que le gusta estrenar. 

El jueves pasado acabé in extremis el abrigo y el viernes hice mi entrada triunfal en el bar del pueblo. Todas me dijeron que estaba guapísima y que era una artista por hacer con mis manitas algo así. Amigas de las buenas, ya sabes. Casi se me queda pequeño el abrigo de todo lo que me inflé. 

Ya os conté una vez mi historia de amor con el primer abrigo que me hice. Pues esta vez el romance ha durado lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks. 

(Por cierto, la lista de canciones para pillar en San Valentín fue un fracaso absoluto. No sé si alguién pilló pero desde luego que no sería por mis conocimientos musicales...) 

El domingo por la mañana después de recuperarme del atracón a papapajas y gominolas de ositos de la noche anterior encontré un abrigo de cuero tipo matrix en los armarios abandonados del alto y se me olvidó por completo mi abrigo nuevo. Hasta que llegué a casa, empecé a deshacer la maleta y descrubrí que lo había dejado tirado. Lo mío con este abrigo ha sido un rollo de una noche. Pero volveré a por el y nunca más volveremos a separarnos. 

De momento sigo disfrutando de mi amante bandido y me lo llevo a todos los sitios que puedo.

       ¿Qué os parece mi nueva adquisición? ¡Cuando recupere el otro también os lo enseñaré!


Expedición Invernal (VIDEO!!!)

lunes, 16 de febrero de 2015

Llamarlo Expedición Invernal es demasiado atrevido, pero fue un gran día.

Hace poco os conté que había que salirse del camino para coger impulso y bla bla bla. Milongas. La verdad es que en mi casa hasta las tres de la tarde no dan la calefacción y no nos queda otra que buscarnos planes fuera. Y ya puestos a pasar frío, nos fuimos de excursión a la nieve.
 
Nuestro objetivo era llegar a la antigua pista de ski de La Lunada pero sólo pudimos pasar cuatro kilometros más allá del pueblo de Las Machorras. (Cada vez que pienso en este nombre me parto de risa, no lo puedo evitar...) Un señor nos dijo que hasta mayo podemos encontrar nieve por allí, así que no descartamos hacer otra incursión. ¿Quién se apunta?