En casa siempre se está #masagustoqueunarbusto

jueves, 18 de diciembre de 2014

Estoy segura de que habéis oído miles de veces a vuestros padres deciros...

No hables con desconocidos. No abras la puerta a nadie. No aceptes regalos de nadie.

Pues bien, a veces los padres se equivocan. Como lo oyes. Os voy a contar mi historia para que veáis que no podemos ir por el mundo con miedo. Que hay mucha gente buena como para andar escondiéndonos en nuestro caparazón.



Todas las fotos de este post son de aizea fotografia.


Un día salía yo del metro, tralarilarito (ya os he dicho que era un cuento) y me saludó una chica muy simpática, tralarilarita. Esta dulce joven era Ruth. Yo seguía su blog (aizea fotografía) y ella el mío y fue un encuentro muy curioso. Un día, después de que yo presentara a nivel mundial y con un éxito increíble (seguimos con la dramatización) mi primera colección de sujetadores bajo la marca Airin, ella me escribió.

Quería hacer conmigo una sesión de fotos. Yo acepté sin pensármelo. No todos los días tengo la oportunidad de que mis sujetadores sean fotografiados por un objetivo profesional.

Cuando lo comenté con mis amigas, me dijeron que era muy friki. Que cómo era capaz de meter en mi casa a una chica que solo conozco por internet.
A mí me parecía un bonito gesto por su parte y yo sigo pensando firmemente que el handmade con muchas manos es mejor!

En resumen, Ruth vino a mi casa, yo intenté hacer de modelo, ella hizo unas fotos que ni en sueños hubiera pensado que tendría y hoy os las enseño a vosotras. Y fueron felices y compraron airin en su tienda online comieron perdices.
 * Tengo otras muchas fotos geniales pero os las iré enseñando poco a poco. ;)